McCain
mccain

Bienvenido a McCain México

ACCESO DISTRIBUIDORES

Nutrición

Consume grasa de la buena y vive sanamente

No hay que generalizar y decir que las grasas, por el hecho de llamarse así, son malas, ya que existen dos tipos que son esenciales para vivir: el Omega 3 o ácido alfa-linolénico, y el Omega 6 o ácido linoleico.

Omega 3: este ácido graso permite que la circulación de la sangre sea óptima en todo el organismo, lo que beneficia a tu salud al reducir y prevenir inflamaciones relacionadas con enfermedades cardiacas crónicas, embolias, diabetes tipo 2, malestares del riñón y ciertos tipos de cáncer. Asimismo, brinda energía para el trabajo de los músculos, la digestión, la respiración, entre otras funciones.

El Omega 3 que no utilizas se almacena en el tejido adiposo como futura fuente de energía. Puedes encontrarlo de forma natural en el atún, la trucha, las sardinas y el salmón; también en alimentos enriquecidos con este ácido graso como la leche y sus derivados. Otros alimentos con Omega 3 son la verdolaga, la lechuga, la soya, las espinacas, las fresas, el pepino, las coles, las piñas, las almendras y las nueces, así como los aceites de linaza, canola o nuez.

Omega 6: este ácido graso es fundamental para el buen funcionamiento del cerebro, fomenta la evolución y el desarrollo del cuerpo, propicia el crecimiento del cabello, mantiene la salud de los huesos y regula el metabolismo.

Algunos beneficios del Omega 6 se relacionan con el trato de la diabetes, la artritis, las alergias, el déficit de atención, el cáncer de mama, la presión alta, la osteoporosis, entre otros padecimientos.

Puedes consumir Omega 6 a través de aceites, principalmente de girasol, soya, maíz, sésamo y cacahuate.

Te reiteramos que el cuerpo humano no produce Omega 3 ni Omega 6, por lo que es muy importante que los consumas a través de tu alimentación, ya que son esenciales para fortalecer tu cuerpo y protegerlo de las enfermedades cardiovasculares.

Fuente: OMS.
grasa-buena